viernes, 21 de octubre de 2016

Alicia y la mesa redonda parte 1


Imitación veta de madera




Alicia tenía una mesa redonda.


Durante muchos años, en la cocina de su casa, esa mesa sufrió los "descuidos" de los chicos, que hacían la tarea de la escuela y sin querer rayaban su sobre, y las quemaduras que una mamá apurada le provocaba, al olvidar poner un salvamantel antes de apoyar las fuentes y asaderas calientes.
Una vez, mientras hacían un experimento de química, le cayó una sustancia ácida que la marcó de por vida, pobre y sufrida mesa.
Así siguió prestando servicios hasta que Alicia encontró la mesa de sus sueños, y, sin consideración, descartó a la pobre y estropeada redonda, que durmió en un rincón hasta hoy.
Hoy te toca, le dijo.
Y le quitó el barniz con removedor. Luego una buena lijada. Y dos manos y media de esmalte al agua blanco puro.


La foto de las patas pintadas te las debo, no salieron bien.

Con la tapa, no se decidía ya que estaba tan fea, con el enchapado saltado, rajado, quemado...
Hasta que se dijo que peor de lo que estaba no podía quedar, entonces comenzó con una buena limpieza.



Y esta vez sí usó la lija. Bastante, pero con cuidado porque no es madera maciza sino enchapada, y no es cuestión de sacar toda la chapa, sólo el barniz .



¿Se nota la diferencia entre la parte lijada (izquierda) y la parte sin lijar?



Ahora, la masilla para madera, color roble.
Aplicada con espátula en capas muy finas, dejando secar bien, y  lijando suavemente antes de dar otra mano. Estos pasos se repiten hasta que la superficie quede pareja y uniforme.



Ahora, Alicia la miró y consideró dos caminos: pintarla, o lustrarla.
No la quiere pintada.
La lustrará. ¿Pero y las partes masilladas? No quedan igual que la madera. El tinte no se absorbe igual, y las vetas desaparecen bajo la masilla...
Entonces sacó sus esponjas "veteadoras" y tintes de varios colores que diluyó con un poco de agua, y comenzó a tratar de imitar las vetas de la madera.  Usó colorantes roble, caoba y cedro.
Las esponjas son trozos rectangulares de gomaespuma, que se moldean con un destornillador o un clavo calentad al fuego, para producir esos agujeros y canales. 



Moja una esponja con tinte caoba, y hace un trazo perpendicular a su cuerpo, o sea de adelante hacia atrás.
Toma otra esponja, y con color roble hace una pasada al lado, un poco encimada.
Y así hasta completar toda la tapa de la mesa.
Eso es porque si trabaja de costado, de izquierda a derecha, siempre queda el trazo como curvado. O por lo menos eso le pasa a Alicia. En cambio, si trabaja en vertical, desde el  cuerpo hacia afuera, le quedan los trazos más parejos y derechos.



Como jugando pasa una esponja con un tinte, con otra esponja pasa otro, cubre o encima algunas pasadas, imitando las vetas de una madera que no existe más que en su imaginación. Y en esta mesa.
Luego hace los bordes igual. 
Y deja secar muy bien.




Una vez conforme con el color, toca lustrar.
Lo hará con lustre al thinner, que seca muy rápido y es incoloro.

Peeeero, como en las novelas, esta historia continuará... porque hace una semana que llueve en Rosario, y no es conveniente ni sano lustrar al thinner con humedad alta y en un ambiente cerrado.
Esperará hasta que el tiempo le permita trabajar afuera, o adentro pero con puertas y ventanas abiertas.

Por eso, será hasta la semana que viene.
Mientras tanto, me voy al finde frugal de Marcela Cavaglieri, no me quiero perder esta cita con la creatividad!!!
Chau, pasá cuando quieras, y te espero el viernes, así te muestro cómo termina la historia... Besos mil.



15 comentarios:

  1. ¡Alicia me han encantado tus «esponjas veteadoras»! Adoro cuando damos con una solución tan genial empleando algo tan sumamente sencillo y tu lo has hecho de diez.
    Un trabajo excelente donde blanco y madera se conjugan a la perfección.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, soy de hacer estos "inventos", jijiji.. me lo paso experimentando, y a veces me sale algo aceptable. Un beso y buena semana!

      Eliminar
  2. Me gusta mucho esa técnica, con esponja, nunca la había visto. Yo he veteado una mesa, pero con un veteador de silicona ya comprado, pero esta técnica también queda realmente bien. Me gusta mucho el resultado, y el cambio. Ah! me suscribo para no perderme nada, te invito a que visites mi blog también.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, ya me paso por tu blog, para ver tus trabajos y tomar inspiración. Un besote!

      Eliminar
  3. Madre mía Alicia esperando a ver como te queda la mesa, menudo trabajo estas haciendo!
    Espero te cunda el trabajo!
    Te deseo un buen fin de semana!
    Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, espero que quede bien, te espero para verla terminada! Un beso.

      Eliminar
  4. Alicia te has superado.........que idea mas genial la de vetear con trozos de esponja!!. Ojala lo hubiera sabido antes de comprarme el veteador :-). El cambio de la mesa es espectacular.........ya estoy deseando ver la parte 2 del proceso ;-D

    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia, no reniegues del veteador, que yo lo tengo y lo uso y da unas vetas preciosas, en este trabajo quise probar esta técnica, vamos a ver cómo queda al final. Besos y gracias por visitarme!

      Eliminar
  5. Ottimo lavoro e soprattutto ben spiegato. Ho le sedie della cucina da rinnovare. Proverò questo sistema. Grazie per il tutorial.
    Buona settimana
    Licia

    ResponderEliminar
  6. Me encanta!!!! Como me gusta la madera al natural!!!! Tanta mania por pintar y asi queda tan lindo!!!!!, sobretodo por las buenas condiciones del mobiliario!!!!
    Besos y buena semana!!

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuánto que aprender de este post, Alicia! Nosotras tapamos con masilla algunos arañazos y golpes en la madera, pero siempre lo hemos hecho de una sola vez (¡qué somos impacientes las dos...!)Y tu en capas finas y varias veces, indudablemente con tu técnica quedará casi perfecto. Y luego la forma de vetear, con las esponjas y la manera de hacerlo hasta conseguir un efecto increíble. Nos gusta muchísimo como ha quedado la mesa, y estamos deseando verla terminada del todo.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  8. Que ganas de verla terminada, pero promete mucho esa mesa!!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Increíble!. Es auténtica madera.¡ Pedazo de manos que tienes!. Es un trabajo más que sobresaliente.
    Un beso grandote.
    María

    ResponderEliminar
  10. Gusuuuy cuanto he aprendido en este pose Alicia!! Me encantaron tu idea de las esponjas veteadoras !!!

    ResponderEliminar